domingo, 3 de octubre de 2010

La multiplicidad intelectual de Cristiane Grando

Cerquilho durante las fiestas navideñas del año 2005.
(Foto ©Roberto Pontes Oliveira)

La brasileña Cristiane Grando (Cerquilho, São Paulo, 15 de enero de 1974) es poeta, traductora, investigadora literaria, fotógrafa, profesora –actualmente de lengua portuguesa y cultura brasileña en la Universidad Autónoma de Santo Domingo– y una mujer que desprende sensibilidad y simpatía a través de todas sus palabras. Por otra parte, como gestora cultural –otra de sus facetas– fundó y dirige desde 2004 el espacio cultural Jardim das Artes de Cerquilho, y desde 2009 el Centro Cultural Brasil-República Dominicana, en Santo Domingo. Si a todo ello añadimos que en 2002 fue laureada con la prestigiosa beca UNESCO-Aschberg de Literatura para jóvenes artistas, habremos completado bastante su cuadro biográfico.

Aunque una labor como la suya podría aplicarse a otras personas que siembran en el terreno fértil (aunque difícil y excesivamente desamparado) de la cultura contemporánea, el transeúnte quiere destacar, además de su talento, su gusto estético, que se refleja también en sus libros y sobre todo en los poemarios Caminantes (2004) y Fluxus (2005), este último magistralmente ilustrado por el artista y poeta chileno Leo Lobos, con quien alla colabora activamente desde que coincidieron en el Centre d’Art Marnay (CAMAC) de Marnay sur Seine (Francia). Esa estética está presente en Fluxus no sólo mediante imágenes plásticas, sino también visualmente en la distribución de los versos en las páginas, en esas “manchas” (como se denominaban tradicionalmente en la jerga de las artes gráficas las cajas de composición) que se diseminan por el libro a semejanza de seres vivos e independientes, pero que al juntarse forman el poema, lo cual es, sin duda, una propuesta personal para la lectura poética.

Además de los dos mencionados, Cristiane Grando ha publicado otros dos libros de poemas: Titã y Gardens. Como investigadora, ha dedicado grandes esfuerzos a difundir, sobre todo, la obra de la gran poeta brasileña Hilda Hilst (véase su breve ensayo sobre ella en Impedimenta).


Otra característica de los libros de esta mujer polifacética es su vocación por la multiplicidad lingüística. En Caminantes, por ejemplo, que se presenta también con el título Les flâneurs, los poemas aparecen en portugués, español y francés; Fluxus y Titã van más allá, pues a dichas lenguas se añade el inglés.


No será la última vez que el transeúnte se ocupe de Cristiane Grando y de su obra. Por el momento, tras esta imprescindible presentación, reproduce algunos de sus poemas, traducidos los de Caminantes y Fluxus por Leo Lobos, y los de Titã, por Espérance Aniesa.



De Caminantes


los amores de Edgar Allan Poe

Valéry admiraba a Mallarmé quien admiraba a Baudelaire

quien admiraba a Edgar Allan Poe quien admiraba a Virginia

la de cabellos negros como el cuervo.

Valéry murió después de haber proyectado el Ángel,
su última inspiración poética
Mallarmé buscaba “El Libro” esencial todavía

cuando encontró la Muerte

Baudelaire sufrió una larga agonía

antes de morir y ser enterrado

en el cementerio de Montparnasse en París
y Allan Poe se casó con Virginia

que murió a los 25 años



a mi padre,
in memoriam

yo te veo en el cielo, padre mío

ángel de alas frágiles


yo te veo en el río, padre mío

agua-viento que me baña en un sueño mágico


yo te veo en mi camino, querido padre

cóndor que vuela sobre el mundo


que mira a tu hija sobre la nieve

fulgurar


caminante en París

el promeneur du Luxembourg

y el ángel de rostro grave

atraviesan entre los amarillos

de las hojas del otoño

que habitan en los árboles

y en la tierra


luz y sombra de alas danzan en los abisales

y en el misterioso azul del viento


una ala mira el mundo

y la otra se mira a sí misma



Fragmentos de Fluxus


¿piensas

que estoy hecha

de carne, huesos, sangre?


no


soy viento, lluvia, fuego, nada


*

algunas veces

es bueno sentir hambre

para morir sólo después

de nostalgia


*

escribir puede ser un acto de amor

y también el suicidio
de las palabras
*

la muerte y su doble vienen

seducciones y misterios

marmuertemar

la muerte viene

la muerte que habita en mí

la muerte y sus ecos



De Titã



el amor


un tormento indomable
onda, tremor, tsunami

furor divino cuando el yo se astilla

para ser otro


blanco y bermejo se disuelven

en tierra, agua, viento, fuego


delirios de un ángel que alza el vuelo

con los auspicios de un demonio



Gustav Mahler


Como si dirigiese una sinfonía secreta el éxtasis de la velocidad en todos sus átomos arremolinándose en pensamientos rápidos en busca de una luz y de un espacio muchísimo mayor energía y poder de un ángel sin nombre y sin alas y de un demonio estelar en un reino inexplorado del infierno molto appassionato al allegro furioso y brutal en desesperada explosión casi infernal de pasión y dolor –monstruosa extravagancia en ondas de melancolía






…explosión desmedida del miedo …



génesis del poema


el poema nace

con la terrible simetría del tigre


temor y fascinación

de un poderoso animal cósmico


lo lanasciente de sus ojos

el ocre de la tierra en sus patas


el silencio pleno y profundo

lleva en el lomo el fuego sagrado













Cristiane Grando

caminantes / poesia em português e espanhol

les flâneurs / poésie en français

Tradução au espanhol: Leonardo Lobos Lagos

Marnay-sur-Seine, CAMAC, 2002-2003
(1ª edição, Santiago de Chile.

2ª edição, Cerquilho-SP, Brasil, junho de 2004)

50 páginas / ISBN: 956-299-025-7


Cristiane Grando
Fluxus

Ilustrações: Leo Lobos

Tradução ao francés: Espérance Aniesa
e Cristiane Grando

Tradução ao espanhol: Leo Lobos

Tradução ao inglés: Levana Saxon

Posfácio: Geruza Zelnys de Almeida

Cerquilho-SP, Ediciones Gato de Papel, 2005

ISBN: 956-299-779-0





Cristiane Grando
Titã

Espérance Aniesa, traducción / traduction

Angel Ortega, translation

Edición especial para la XII Feria Internacional
del Libro de Santo Domingo.

País invitado de honor: Brasil. 2007

108 páginas / ISBN: 978-9945-420-55-5






18 comentarios:

María Eugenia Mendoza dijo...

Querido Albert:
El Transeúnte me permite conocer a una joven y talentosa artista brasileña. Me ha encantado su poesía, tan musical y tan atinada la traducción que al leer "Gustav Mahler" he evocado las sensaciones que provocan sus sinfonías.
Felicidades a la poeta y a ti por esta exqisita entrada.
Va un abrazo.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Muchas gracias, querida María Eugenia. Eres la primera en llegar a esta entrada, pocos minutos después de haberla ajustado.
Aunque no nos conocemos personalmemte, mantengo una buena relación con Cristiane, quien me acaba de enviar sus libros. Y la verdad es que su poesía me ha impresionado.
Un abrazo también para ti.

Antonio Arroyo Silva dijo...

Albert, gracias a la amabilidad de Cristiane cuento con la megia y la presencia de Caminantes y Fluxus. Me llena de alegría tus noticias sobre la autora y volver a leer estos poemas y algunos más.
Enhorabuena Cristiane.
Un abrazo, Albert.

ANA MARÍA dijo...

Cristiane escribe una poesía profunda,ligera,melancólica y luminosa. Gracias al Transeúnte por permitir disfrutarla. Ana María

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Antonio: Cristiane es una mujer extraordinaria, de un talento excepcional y supongo que de una gran capacidad de trabajo, movida sin duda por el entusiasmo que pone en todo lo que hace. Valorar su poesía es valorar sólo una parte de ella, no sé si la más importante desde su punto de vista (pero sí muy buena).
Me alegra saber que has disfrutado con esos poemas.
Gracias por tu comentario y un abrazo cordial.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Agradezco tu comentario, Ana María, y me satisface saber que el mensaje poético de Cristiane te ha llegado con toda su profundidad.
Saludos cordiales.

Phivos Nicolaides dijo...

Texto muy bonito y mensajes. Saludos!

Sônia Silvino dijo...

Oi, amigo!
Vim matar as saudades, ler as novidades e desejar uma linda semana!
Beijos, muitos!

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Gracias Phivos. Un saludo cordial.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Muchas gracias por tu visita, Sônia.
Beijos también para ti.

Cristiane Grando dijo...

Queridos Albert y todos los nuevos amigos, que hicieron estos comentarios que me llenan el alma de alegría,
muchísimas gracias!
Gracias también a la Vida, que me ha dado esta oportunidad de compartir con ustedes un poco de mi trabajo!
Y felicitaciones a Albert!

Albert Lázaro Tinaut dijo...

Cristiane, te saludo desde Madrid. Me alegra mucho haberte dado esta satisfacción, pero no agrazcas nada, debes agradecerte a ti misma el haberte esforzado en la vida para obtener estos resultados y estos reconocimientos.
Un abrazo cordial.

Andri Alba dijo...

Gracias por compartir esta maravilla de post. Me ha gustado muchísimo. Muchísimo.

No he leído aún a Edgar, lo tengo de asignatura. Ya siento la necesidad de leerlo, me lo has recordado.

Un petó,

Andri

Albert Lázaro Tinaut dijo...

Andri: Me satisface mucho leer comentarios como el tuyo. Gracias y un saludo.

Anónimo dijo...

Muy bellos poemas. Felicito a su autora y a vos por este magnífico blog.
Hugo Wagner

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Gracias, Hugo. Felicitémosla juntos, se lo merece.
Saludos.

jusamawi dijo...

Es una maravilla escribir cuando uno sabe que lo que cuenta merece la pena. Es una maravilla saber, no lo neguemos, que los demás se quedarán atónitos al leernos.
Yo he leído y he leído y he vuelto a leer. Sigo atónito.

Jusamawi admiraba a Albert quien admiraba a Cristiane...

Gracias a los dos por vuestras palabras.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

jusamawi... exageras en mi caso. El factor suerte siempre es importante, y lo sabes muy bien. Tuve la suerte de conocer a Cristiane y descubrí su talento: sólo hacía falta ponerlo al alcance de los demás.
Gracias a tu por tus alentadoras palabras.