lunes, 15 de marzo de 2010

Jean Ferrat: canción, poesía y compromiso social

Jean Ferrat en el año 2008. (Foto © abaca)

Anteyer, 13 de marzo de 2010, a las 12.58 del mediodía, murió en Aubenas, cerca de la pequeña localidad de Antraigues-sur-Volane (en el departamento francés de la Ardèche), donde residía, Jean Tenenbaum, el menor de los cuatro hijos de un emigrado judío ruso. Había nacido en Vaucresson, en las proximidades de París, el 26 de diciembre de 1930. Cuando tenía once años su padre fue deportado por los ocupantes nazis e internado en el campo de concentración de Auschwitz, del que ya no salió. Él pudo salvarse gracias a la protección de un grupo de militantes comunistas.

Aquel niño, al que le costó asumir la tragedia familiar, comenzó a ganarse la vida, una vez acabada la guerra, componiendo canciones, cantándolas en modestos cabarets, haciendo teatro y tocando la guitarra en una banda de jazz, con el nombre de Jean Laroche. Aunque el éxito no le sonrió de inmediato, decidió dedicarse a la música y al espectáculo, y adoptó otro seudónimo, Frank Noël, que después cambió por el que lo llevaría a la fama: Jean Ferrat.

Ferrat fue siempre fiel a su compromiso social y político, y a pesar de que no se afilió nunca al partido comunista, hasta 1968 se mantuvo próximo a la formación de quienes le salvaron la vida. Y, poco a poco, empujado por el entusiasmo y los amigos, los “camaradas”, su nombre comenzó a sonar, sobre todo desde que, en 1956, puso música al poema Les yeux d’Elsa, de su admirado Louis Aragon.* Esta canción fue popularizada entonces por un cantante que sumaba éxitos en los cabarets parisinos: André Claveau.

No obstante, el primer disco de Jean Ferrat (1958) pasó inadvertido. No fue hasta 1960, con Ma Môme (escuchadla), que se comenzó a oír su voz en las principales emisoras de radio. En 1966 ya era famoso. En 1962 escribió la canción Deux enfants au soleil para su gran amiga Isabelle Aubret, que la interpretó con gran éxito. Diez años más tarde compuso otra de sus canciones más conocidas: Mon vieux. Desde entonces, las ventas de sus discos se incrementaron: ya se había convertido en una figura en el mundo musical francés.

Jean Ferrat con las cantantes Isabelle Aubret y Juliette Greco
(París, 1965). (Foto © AFP)

Mientras tanto había escrito algunas canciones comprometidas y algo atrevidas en el panorama político de la época, como Nuit et Brouillard (1963; escuchadla y leed la letra aquí) y Potemkine (1965; escuchadla aquí), cuya difusión a través de las emisoras de radio fue prohibida por la autoridad competente francesa, y también una de las piezas que al transeúnte más le han llegado al corazón: Camarade (escuchadla), en la que denuncia la invasión soviética de Checoslovaquia en el verano de 1968.

En 1972 se alejó de París y se estableció en la Ardèche, decepcionado por el totalitarismo feroz puesto de manifiesto por los más altos representantes de la ideología que defendía (las atrocidades anteriores de Stalin aún no eran suficientemente conocidas o se habían silenciado en Occidente). La paz de aquellas tierras meridionales le inspiraría otra de sus canciones más bellas: La montagne (escuchadla).

Pero Jean Ferrat quedará seguramente como el gran cantor de la poesía de Aragon (podéis escuchar una de sus canciones, Aimer à perdre la raison, aquí), al cual dedicó dos recopilaciones: Que serais-je sans toi? (1974) y Heureux celui qui meurt d’aimer (1995). El transeúnte ha escuchado estas canciones decenas de veces, y las vuelve a escuchar con emoción mientras escribe este homenaje a un hombre que ha sido siempre consecuente consigo mismo y con sus ideas, una actitud que no debe confundirse con un compromiso absoluto con el comunismo francés, sino muy al contrario: una de sus canciones, Bilan (1980), es precisamente una crítica nada disimulada al líder del PCF, Georges Marchais, por su vergonzoso balance “globalmente positivo” de los países sometidos, contra la voluntad de sus pueblos, a la rígida disciplina soviética. Una actitud que, por otro lado, lo alejó de una parte de la intelectualidad de izquierdas de su país que aún creía (o lo hacía ver, para seguir la “moda” de la época) en las bondades del socialismo real.

La música y la política fueron las dos grandes pasiones de Jean Ferrat. En este sentido, no hay que olvidar su compromiso con los movimientos de izquierdas, como el de antiglobalización liderado por el polémico líder campesino José Bové (1987), y su adhesión a la Coordination française pour la Décennie de la culture de non-violence et de paix, una asociación creada en noviembre del año 2000 para coordinar las actividades del Decenio internacional de promoción de una cultura de la no-violencia y de la paz en beneficio de los niños del mundo, promovida por la Unesco y que acaba, precisamente, este año, con algunas muestras de buena voluntad, pero, sobre todo, con una aberrante indiferencia por parte del denominado “primer mundo”, pese al compromiso (mejor dicho, las palabras solemnes y vacías de contenido) de la grandilocuente Alianza de Civilizaciones propuesta por el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el 21 de septiembre de 2007 durante la 57.ª Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York. También fue muy crítico con las multinacionales de la música y la industria discográfica que, en su opinión, ponían en peligro la libertad de creación.

Canción, poesía y compromiso social son las palabras que, según el transeúnte, resumen la vida y la trayectoria personal de Jean Tenenbaum, más conocido como Jean Ferrat.

* Aragon (1897-1982) escribió este famoso poema, dedicado a su esposa, la rusa Elsa Triolet (Elsa Kagan [1896-1970], que era cuñada de Vladímir Maiakovski), en 1940.

Traducción del catalán: Carlos Vitale.

49 comentarios:

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

El transeúnte lamenta que, a causa de un error suyo, desapareciera ayer este artículo de la bitácora y, con él, algunos comentarios referidos al mismo y, sobre todo, a la figura de Jean Ferrat.
Lo ha vuelto a incluir con una fecha de retraso (el "ayer" inicial se ha tenido que convertir en "anteayer"), agradecerá a los autores de estos comentarios que los vuelvan a incluir y les pide mil excusas por su poca habilidad en el manejo de los elementos informáticos.

Sak dijo...

hello albert, I tried translating but i couldn't..is it french?

Phivos Nicolaides dijo...

It sounds interesting amigo!

Susan dijo...

Declaro mi ignorancia de casi todo lo que al país vecino del Norte, Francia, atañe. Es debido a mi educación un tanto anglófila. Me ha encantado tu artículo sobre Jean Ferrat y voy a ir desgranándolo con morosidad. Escucharé estos días sus canciones, y leeré sobre él y su época.
El transeúnte tiene la extraña y magnifica habilidad de transmitir la emoción, admiración y crítica libérrima de todo lo que toca. ¡Suena tan auténtico!... a mucha vida bien vivida.
Gracias Albert, gracias por lo que aprendo a tu costado.

Un fuerte abrazo ya casi de primavera.

Pablo dijo...

Impecable, como siempre Albert !
Gracias por el aporte musico-cultural.

Un abrazo,

Pzblo

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Gracias a todos por vuestros amables comentarios. Una vez más, esta bitácora ha sufrido las consecuencias de la "virtualidad" (o de algún hacker malintencionado, cosa que no descarto) y ha desaparecido durante unas cuantas horas de la red. Así pues, los cinco o seis comentarios que recibí ayer se han borrado (es la segunda vez, y siempre en lunes...), al igual que mis respuestas. Sólo puedo lamentarlo y respirar hondo al ver que, al menos, la bitácora vuelve a "existir" (aunque sea virtualmente, con la fragilidad que ello supone...).
Gracias también a quienes me habéis escrito correos electrónicos, preocupados por la desaparición de este blog.
Jean Ferrat ha sido uno de los grandes de la "chanson", pero en los cuarenta años grises de la historia de este país perdimos el contacto con buena parte de la cultura europea y, por supuesto, Ferrat no nos llegó, mientras que sí lo hicieron, más o menos, Brel, Brassens, Edith Piaf... Porque Ferrat, pese a ser una persona coherente, auténtica, muy humana, tenía la desdicha (para nosotros) de ser comunista (hasta 1968), pese a no haber estado afiliado al partido. Y eso, aquí, significaba exclusión. La ideología pasaba por encima de la cultura y la censura actuaba sin miramientos. Una pena.
En Francia se le está honrando como merece, tanto por parte de las gentes de la cultura como por la clase política, sin distinción de "colores". Su gran amigo Georges Moustaki le ha rendido un emotivo homenaje. Hasta ahora, sin embargo, no he encontrado en la prensa española ninguna referencia a él.

Os abrazo cordialmente y os reitero mi agradecimiento por la atención que me prestáis.

Pablo dijo...

Albert ... BBC le dedico su espacio en el siguiente link:

http://news.bbc.co.uk/1/hi/entertainment/8567604.stm

Saludos,

Pablo

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Pequeña rectificación: el diario barcelonés LA VANGUARDIA pulicaba ayer una nota necrológica sobre Jean Ferrat, titulándola "El cantante del PCF [sic!]
JEAN FERRAT (1930-2010). Cantautor francés"

"Se le consideraba uno de los últimos representantes de la canción de protesta francesa. Jean Ferrat falleció ayer, a los 79 años, en un hospital próximo a su domicilio en el departamento francés de Ardèches, a causa de un cáncer. Autor discreto según los críticos, pero prolífico ya que fue el creador de cerca de 200 canciones, Ferrat era uno de los símbolos de la izquierda gala, especialmente del Partido Comunista Francés (PCF), desde mucho antes de saltar a la popularidad en 1964 con su disco La montagne. "Si he roto el silencio es para evitar la asfixia", cantaba ese hombre de cabellera blanca y bigotes generosos. Su voz grave quedará estrechamente ligada al ideal comunista de la fraternidad, la lucha contra las injusticias y la miseria. Entre sus trabajos más importantes, figuran Nuit et brouillard (el mismo título de una película de Alain Resnais de 1955), Camarade, Les yeux d´Elsa o Aimer à perdre la raison. Otra de sus canciones más conocidas, Potemkin, fue prohibida en público. Puso música también a varios poemas de Aragon."

El transeúnte ya había publicado su artículo, el mismo día 13 por la noche, en su bitácora en catalán TRANSEÜNT QUE ALBIRA EL NORD (http://transeuntquealbiraelnord.blogspot.com/). Le parece curioso que este diario estaque, precisamente, las mismas canciones que él menciona, aunque con algunas inexactitudes. "La montagne" fue compuesta diez años después de la fecha mencionada, por ejemplo..., y no fue, ni mucho menos, la canción que lo lanzó a la popularidad, sino una de las últimas grandes canciones que dio a conocer. Y eso de considerarlo "El cantante del PCF" demuestra hasta qué punto el periodismo actual contrasta las informaciones.

Gracias, Pablo, por referenciarnos la prensa británica que ha dedicado un espacio a Jean Ferrat.

chrieseli dijo...

Agradecida, como siempre, por las interesantes crónicas. Logras un balance que no abanderiza ni tendencia. Eso se aprecia a la hora de la lectura.
Saludos,

colo dijo...

Un artículo muy completo, perfecto, gracias. Yo crecí con las canciones de Jean Ferrat, con su voz grave y melódica, con sus palabras rebeldes y con las tiernas, soñando tal vez que algún joven me cantará "que serais-je sans toi qu'un coeur au bois dormant"...
Un abrazo.

MJ FALCÃO dijo...

Recordo muito bem Jean Ferrat. E "Potemkine"! Je me rappelle encore les vers.
Et le temps passe.
Comme disait Apollinaire "(...)ni nos amours reviennent/sous le pont Mirabeau coule la Seine..."
Merci d'avoir parlé de lui.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Estimada chrieseli: Soy yo quien te ha de estar agradecido por tu asidua presencia en esta bitácora. Es certo que intento permanecer más o menos "neutral" en mis opiniones y ser objetivo, pero no creo conseguirlo siempre.
Un abrazo cordial.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

COLO: ¡Qué suerte, la tuya! Aquí la dictadura fue muy selectiva, y a la que algo tiraba a "rojo" la censura actuaba sin compasión. Por eso, lamentablemente, Jean Ferrat es bastante poco conocido en España, al contrario que Brel o Brassens, por ejemplo. Una pena, pero la historia condiciona muchas veces la recepción de la cultura.
Gracias por tu opinión y un abrazo también para ti.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

MJ: Obrigado à toi d'avoir porté ici tes bons souvenirs. Comme je dis en répondant à d'autres commentaires, malheureusement en Espagne Jean Ferrat reste peu connu: la censure imposée par le régime totalitaire franquiste arrêtait tout ce qui "sentait le rouge". Je suis heureux de voir que certains de mes lecteurs ont découvert Ferrat grâce, justement, a ma modeste contribution dans ce blog.
Salutations amicales.

Anne Fatosme dijo...

Albert, no entiendo nada! Ayer te escribí un comentario, me paso por aqui a ver tu respuesta y resulta que no ha salido!
Ayer te decía que era una admiradora de Ferrat porque me gustaba como cantante y porque me parecía un ser muy auténtico y aunque no hubiese poseido esta última cualidad se lo hubiese perdonado por cantar la poesía de Aragon como él lo hacía.
Te mando un abrazo,

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Anne, han vuelto a pasar cosas raras. En primer lugar, anoche se me borró el artículo con todos sus comentarios (fue culpa mía, hice algo mal y no tenía remedio). Lo volví colgar y dejé una explicación (como comentario, pidiendo excusas y que, por favor, volviérais a introducir los comentarios, como has hecho). Pero esta mañana, como el lunes pasado, la bitácora ha desaparecido enterita y ha resucitado más tarde..., aunque una vez más sin nunguno de mis comentarios, sin ni una sola de mis respuestas. Esto empieza a inquietarme porque no sé a qué es debido.
Tu comentario llegó, lo leí y respondí a él, pero luego llegaron las dos catástrofes enlazadas, lo cual pone en evidencia los riesgos de la virtualidad (me pregunto si no habrá algún hacker que me la tiene jurada...).
No te extrañen, pues, las desapariciones misteriosas; al menos que no desaparezca la bitácora entera (inch'Allah!).
Gracias (de nuevo en mi caso) por tu comentario. Si no se borran mis respuestas a comentarios anteriores podrás encontrar en ellas alguna respuesta, pues han coincidido otras personas en tu apreciación, como verás.
Gracias también por tu perseverancia, que demuestra el interés que tienes por lo que publico, y gracias por compartir mi aprecio por Jean Ferrat, como persona y como músico y buen cantante.
Un abrazo también para ti, que no sea tan volátil como el de anoche.

MA dijo...

Ayer visite tu blog y no deje mensaje , o si ,no me acuerdo , bueno tu post de entrada es un homenaje al recuerdo de Jean ferrat, es una gran perdida el que ya no este en esta vida , pero la vida es a si y nos llega nuestro día y ya esta todo listo ....

Un abrazo de MA .

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Gracias por tu comentario, MA. Sí, la vida es así, pero algunos se han esforzado por dejar algo que valga la pena, por lo que serán recordados, y otros se van sin haber hecho nada más que vivir. La diferencia no es poca...

meg dijo...

Albert gracias por estos compases que odos hemos oído en nuestra adolescencia. Ha sido volver a los años del Preu y la universidad. Un saludo.

almanachronique dijo...

Merci Alberto de faire connaître Jean Ferrat en Espagne.
je n'ai pas honte de dire que dans mes vingtièmes années, j'étais "amoureuse" de lui.
C'est une grande voix qui nous quitte...et pourquoi nous quitte??? il est toujours avec nous. Nos posts contribuent à le faire connaître à de plus jeunes qui le découvrent avec bonheur et qui dans la foulée, découvrent aussi Aragon qu'il a si bien chanté.
A bientôt Alberto
Pomme

Luisa dijo...

Hola, Albert. Me hubiese gustado conocer algo de este cantautor, pero lamentablemente no fue así. Nunca es tarde, aunque él nos haya abandonado queda su música, las huellas de sus letras y este sentido homenaje que le rindes. Gracias por mostrármelo.

No sé qué te estará ocurriendo con el blog, pero es muy raro. Espero que se te solucione.

Un saludo.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

- MEG: Gracias a ti por haber dejado tu comentario nostálgico. Las cosas agradables de la adolescencia permanecen siempre en nuestra memoria y en nuestro corazón.

- POMME: Et pourquoi devrais-tu avoir honte? Il était beau et un bon garçon... Et c'est vrai, il ne nous a pas quitté, nous aurons toujours sa voix et son souvenir. Merci pour ton commentaire.

- LUISA: Me alegra haberte permitido conocer a Jean Ferrat. Tienes razón, nunca es tarde: su persona ya no está entre nosotros pero sus composiciones y su voz nos pueden acompañar siempre que nos apetezca. Gracias también a ti por haber dejado tus palabras.

Anne Fatosme dijo...

Albert, Vudú informático, ni más ni menos! Pobre!

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

No te extrañe, Anne. Esto de la informática reúne toda clase de brujerías y hechizos afines.
Gracias por tu sentido del humor, que siempre consuela... Si al menos salieran hadas de la pantalla, servirían de "paliativo". Pero no puedo quejarme, tengo a mis gentiles seguidoras, como tú, que las sustituyen.
Merci, fée Anne !

riri dijo...

Grazie di avermi fatto conoscere una persona così "bella ", penso che la perdita di un poeta-musicista sia terribile, come tutte le perdite di vite umane, ma conforta sapere che rimarranno i suoi versi, eredità per sempre..condivisa.
Un abbraccio

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Grazie, Riri. Io non penso che sia "terribile", infatti la natura umana è quella che è. Penso invece a ciò che ci ha lasciato, che la sua vita non è stata inutile, che avremo sempre il piacere di sentire le sue canzoni e, quindi, rimarrà fra di noi, lo avremo vicino quando ci accompagnerà, nel momento che noi sceglieremo.
Un abbraccio cordiale.

Carmen dijo...

Excelente artículo-homenaje para el gran Jean Ferrat.
Saludos

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Muchas gracias, Carmen, por tu amable comentario. Me alegro de que te haya gustado mi modesto homenaje a Jean Ferrat.
Un saludo cordial.

Daniele Verzetti il Rockpoeta® dijo...

Una grande figura sia di uomo che di artista.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Senz'altro, Daniele.
Grazie per il tuo commento.

Lu dijo...

Gracias! Albert
Tambien gostei de tu blog*

Abrazo!

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Muchas gracias por tu visita a esta bitácora y por tu comentario, Lu.
Un abrazo también para ti.

Anónimo dijo...

Thanks for info, I am always looking for something interesting on the Internet, i want to send
photos for your blog

La Manivela Rota dijo...

Sinceramente, enhorabuena por tu blog. Gracias por compartir tus "paisajes", tus visiones.
Me ha encantado escuchar a Jean Ferrat a través de tus enlaces.
Te leo.
C.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Me alegra, Manivela Rota, que hayas entrado en esta bitácora y te hayas sentido a gusto en ella. Es lo que pretendo, que mis visitantes encuentren cosas atractivas, insólitas y que les parezcan interesantes.
Muchas gracias, pues, por tu visita y tu amable comentario.

cayoari04 dijo...

Albert muchas gracias por ese mensaje para invitarme a conocer tu blog y especialmente por este articulo que me permitió descubrir el trabajo de Jean Ferrat de quien realmente no sabia nada pero que gracias a ti empiezo a conocer. Me gustaria saber si existe alguna posibilidad de encontrar versiones en español de sus canciones.

Por favor sigue adelante con esta bitacora que en verdad representa una alternativa para aprender, recordar y disfrutar temas muy interesantes

Abrazos desde Colombia.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Gracias por tu mensaje desde Colombia y por tus amables palabras de aliento. Me satisface que hayas visitado esta bitácora y te parezca interesante.

No tengo noticia de que las cenciones de Jean Ferrat se hayan adaptado al español. De hecho, a causa de su ideología fue censurado en la España franquista e incluso aquí se le conoce poco: por eso quise presentarlo, tanto como buen músico como en su faceta de persona honesta y socialmente comprometida.

Un abrazo mediterráneo y primaveral.

Yvette Delvaux dijo...

Un grand merci pour cet hommage que vous faites à mon chanteur préféré !
Amitiés.
Yvette

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Merci à vous, Yvette, d'avoir visité mon blog. Moi aussi j'aime beaucoup les chansons de Jean Ferrat, comme vous l'avez constaté.
Salutations amicales.

jusamawi dijo...

Ojalá tu artículo haga lo que se intentó evitar durante tantos años oscuros. Ojalá el ejemplo de la vida y la música de JF se extienda a través de todos tus lectores.Su música ya vuelve a sonar en todas nuestras casas. A partir de ahí espero que el efecto sea imparable.
No sé si era tu ptopósito, pero lo has conseguido.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Mi propósito, jusamawi, era simplemente rescatar a Jean Ferrat de un olvido insoportable en este país, donde tan poco se divulgaron sus composiciones por los motivos que todos sabemos. Me alegra mucho saber que algunas personas lo han descubierto gracias a mi artículo, y que otras lo han recuperado. Yo mismo hacía tiempo que no escuchaba sus canciones, de modo que he sido de quienes lo han recuperado.
Gracias por tus palabras, me animan mucho.

Carmela dijo...

Bello homenaje a Jean Ferrat!
Excelente narrativa de su perfil como artista y como hombre!

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Gracias por tu comentario, Carmela. Me satisface que te haya agradado este artículo.
Saludos cordiales.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Lamento que una vez más, y por razones inexplicables, hayan desaparecido mis respuestas a vuestros comentarios.
Os las agradezco de nuevo.

Carmela dijo...

La muerte de Ferrat pasó aquí casi desapercibida.
Sólo una leyenda minúscula en un periódico.
Tu artículo es sumamente importante porque pone de relieve su envergadura como ser humano y como artista.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Carmela, sólo ahora descubro tu comentario. Te pido disculpas, pues, por el retraso de mi respuesta.
Me alegra que te interesara este articulito sobre Ferrat; en España también tardó en aparecer la noticia de su muerte.
Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

sobre Jean Ferrat, realmente no conocía su historia,muchas gracias por la información
Anahí Duzevich Bezoz

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Gracias a ti, Anahí, por haber dejado tu comentario, y perdona que no lo hava visto hasta ahora.

carmen Silza dijo...

Precioso blog...hay que entrar con tiempo....te sigo,besicos