lunes, 21 de mayo de 2012

((SIN COMENTARIOS))


La ley del capitalismo. 
  

viernes, 11 de mayo de 2012

Anne Fatosme concede a esta bitácora el “Liebster Blog Award”


Anne Fatosme, buena amiga, buena poeta (en verso y prosa) y persona solidaria, ha tenido la deferencia de incluir esta bitácora y a su “mánager” en el quinteto de favoritos al que ha querido honrar con el LIEBSTER BLOG AWARD.


Sin duda Anne, autora de un Blog de relatos y otros escritos intimistas, donde siempre deposita su sensibilidad y su buen gusto (y que ha recibido el testigo de este galardón de Rafael Caunedo), exagera cuando alude a las razones de su elección, y califica la curiosidad innata y las inquietudes que ésta genera en el transeúnte con elogios excesivos (y sin duda exagerados cuando trata de “maestro” a quien es tan sólo un aprendiz de todo, que le agradece de corazón este honor simbólico, pero también afectivo). 

Estos son los blogs que ella ha distinguido:

Albert Lázaro Tinaut, mi maestro, por su erudición.
Transeuntenorte

Concha Huertas, por su forma tan amena de acercarnos a la cultura.
Concha Huerta

Rub García. Por inyectarnos en vena las vivencias de su país, México. 
Rubén García

Mercedes Molinero, por contarnos anécdotas de una España de otra época. 
Mercedes Molinero
.

Ana Maria Capdavid, por su talento. 
Arma de Casa

Ahora me veo en la difícil papeleta de escoger, como parece ser preceptivo, otros cinco blogs entre mis favoritos, tarea delicada porque siempre obliga a excluir a otros que lo merecen. Que nadie se sienta, pues, marginado: quienes sabéis que sigo con mucho interés vuestros blogs (aunque a veces no con la frecuencia que querría) lo entenderéis.

Estos son mis nominados:

Marian Raméntol Serratosa y Cesc Fortuny i Fabré, por su labor impagable en La Náusea, desde donde difunden sin discriminaciones diversos aspectos de la multiplicidad cultural.

José Ángel Cilleruelo, por su blog De los tranvías, en el que ha recuperado ese viejo (y ahora renovado) medio de transporte y lo conjuga sabiamente con textos literarios e imágenes. 

Tomás Caballero Roldán, por la forma amena y novedosa con la que presenta en su bitácora Estética en tiempo de edición en tiempo de estética el pensamiento estético, con frecuencia desde puntos de vista sorprendentes.

Mercedes Ridocci, por la eficacia con que nos transmite en el blog Escrito con el cuerpo su experiencia personal en un terreno poco conocido: el de la expresión corporal artística y escénica.

El viajero impresionista, por la calidad de los posts donde plantea, con textos precisos y fotografías sugerentes, la universidalidad a través de sus impresiones como viajero.


He aquí las reglas del Liebster

1. Copiar y pegar el premio en el blog y enlazarlo al blogger que te lo otorgó.
2. Señalar tus cinco blogs preferidos, que cuenten con menos de 200 seguidores, y escribir comentarios en sus blogs o comunicárselo por otros medios para que conozcan que han recibido el premio.
3. Y, por último, esperar a que esas bitácoras continúen con la cadena y elijan, a su vez, sus cinco blogs preferidos.

Gracias, Anne, y gracias a todos quienes seguís esta bitácora.


martes, 1 de mayo de 2012

Ángel Guinda y sus valientes toques de atención

Ángel Guinda conversando con el poeta bengalí
Subhro Bandopadhyay en Soria (abril de 2012).

(Foto
© Albert Lázaro-Tinaut)

El poeta Ángel Guinda (Zaragoza, 1948) es, además de un todoterreno de la literatura (dicho esto en el mejor sentido de la expresión y con todo el afecto que le tiene el transeúnte), un luchador. No oculta, sino que más bien manifiesta, en cualquier lugar y circunstancia, su republicanismo a ultranza, su rebeldía, presente en muchos de sus poemas, lo cual no le impide ser también un intérprete sensible del amor, la amistad, la cotidianidad, la solidaridad. 

Autor, hasta la fecha, de dieciséis libros de poesía (desde Vida ávida, publicado en 1981, hasta el reciente Caja de lava, de este 2012), de dos de aforismos, de varias traducciones, es uno de los autores más prolíficos de manifiestos poéticos: Poesía y subversión (1978), Poesía útil (1994), El Mundo del Poeta. El Poeta en el Mundo (2007) y este Poesía violenta (2012), divulgado por Ediciones Olifante de Tarazona, donde ha publicado casi toda su obra. El transeúnte le agradece la deferencia de autorizarle a reproducirlo aquí. 

La trayectoria literaria de Ángel Guinda, que reside en Madrid desde hace años, se vio recompensada en 2010 con el Premio de las Letras Aragonesas. Es, además, coautor (con Ildefonso Manuel Gil, Rosendo Tello y Manuel Vilas) de la letra del Himno de Aragón, que sonó por primera vez en el palacio de la Alfajería de Zaragoza el 22 de abril de 1989. 

Hombre profundamente querido en su tierra natal y en muchos otros lugares, fiel amigo de sus amigos, conversador cordial y persona generosa, Ángel Guinda expresa una vez más con este manifiesto su compromiso con la poesía y, a través de ella, con la sociedad en los difíciles momentos que ésta vive. 

 Albert Lázaro-Tinaut 


               «El peso de lo que pasa», poema del libro Poemas para los demás,
                                      de Ángel Guinda.* (clic para ampliar)


 Poesía violenta
Manifiesto 

Por Ángel Guinda 

El cerebro es el campo de batalla de toda transformación. La juventud ha encendido una revolución sin erre: creo en la juventud y en las evoluciones. 

Demasiada asepsia, condescendencia con la debilidad de pensamiento y del Poder, vulgaridad, verborrea, palabra hueca. Demasiada mierda y demasiada miel. Demasiados libros que apenas sirven para calzar mesas. Demasiados prosetas y muy pocos poetas.

Violencia es violencia. Pero hay una violencia negativa, cuyo objetivo es la destrucción por la destrucción; y una violencia creativa, cuyo reto es aniquilar destrucción: construir destruyendo. 

La mediocridad es violencia, brutal agresión al espíritu y al progreso. La banalidad es violencia. La incultura es violencia. La insensibilidad es violencia. Postergar el talento es violencia. El plagio es violencia. La explotación es violencia. Violencia la desigualdad, la intolerancia, la injusticia. Violencia la avaricia, la corrupción, el saqueo, la usura. También la alienación, la ausencia, la soledad, la depresión, la indiferencia, la insolidaridad. Es violencia tener que resistir para existir. Las dictaduras, el fanatismo religioso, el maltrato, el hambre y la guerra son violencia. Violencia la contaminación, la enfermedad, el dolor y la muerte. 

La verdad, la palabra, la belleza, la alegría, la emoción, el amor han de ser violencia. Violencia reactivadora de conciencias y movilización al compromiso. Violencia en la expresión y en la comunicación. 

Porque el arte ayuda al ser humano a sobrevivir, la poesía tiene que ser absolutamente violenta para contribuir a esa supervivencia. 
  

* Ángel Guinda: Poemas para los demás. Olifante, Ediciones de Poesía, Tarazona, 2009. Colección "Papeles de Trasmoz", núm. 15. 72 pp.